Cosmética Vegana: Entrevista para Cosmopolitan

COSMÉTICA VEGANA

¡Hola flor! Hoy voy a compartir contigo la entrevista que me hicieron el pasado 23 de Marzo para Cosmopolitan sobre Cosmética Vegana.

Hace más o menos un mes que salió, y debido a las posteriores ediciones, he decido publicarla aquí para que podáis leerla al completo.

Espero que la disfrutéis, os sirva para aprender, os sea útil y os ayude a despejar dudas. Si es así, me encantaría que compartieras el post o le dieras un »me gusta» ^^. También Podéis darme vuestro punto de vista siempre con educación y respeto, dejándome un comentario justo al final del post o en las redes sociales. Yo os leeré encantada 🙂

¡Feliz domingo!

ENTREVISTA COSMOPOLITAN

1. ¿Qué diferencia hay entre la cosmética «eco» y orgánica?

Ambas etiquetas son sinónimas. Dependiendo del país, se denomina de una manera o de otra. Por ejemplo: En España se emplea más el término 

‘’Ecológico’’, pero en otros contextos también se suele utilizar el término ‘’Orgánico’’; y ‘’Orgánico’’, lo usan más en países como Reino Unido o EE.UU. Lo único que cambia es la elección que se hace en cada país.

Existen asociaciones que certifican los productos como ‘’eco’’ u ‘’orgánico». Dependiendo de la asociación, la empresa interesada en recibir el certificado tiene que cumplir con unos requisitos establecidos por dicha asociación, por ejemplo: que el producto deba contener un porcentaje muy alto de ingredientes de origen natural, no tener en su composición químicos que pongan en duda los efectos que puede tener sobre la salud o en el medio ambiente, no haber sido testados en animales, que utilice procesos de elaboración y transformación que sean respetuosos con el medio ambiente, etc. Estos son solo algunos de los requisitos que suelen incluir todos los certificados, pero hay muchos más, pues cada asociación establece sus requisitos.

 

2. ¿Qué dice la legislación al respecto?

Si nos paramos a estudiar punto por punto el Reglamento CE Nº1223/2009 del Parlamento Europeo, nos damos cuenta de que existen vacíos legales en relación con la cosmética natural, pero si que hay directrices y recomendaciones como los que se encuentran dentro de la norma ISO 16128.

Esto provoca que el consumidor permanezca desinformado y que los cosméticos naturales orgánicos o ecológicos estén infravalorados en cierta medida del resto de cosméticos que se encuentran actualmente en el mercado.

3. ¿Qué es exactamente la cosmética vegana?

La cosmética vegana hace referencia a aquellos productos que no contienen ingredientes derivados de los animales, como pueden ser la miel, la cera de abejas, la cochinilla, el carmín, la lanolina o el colágeno, entre otros. Aquí encontramos mucho debate porque para muchos, especialmente para el colectivo que sigue un estilo de vida vegano, el término «vegano» también puede implicar que un producto deba ser ‘’cruelty-free’’, es decir, que no se realicen pruebas en animales, o que no esté realizado con ingredientes genéticamente modificados que provengan de genes de animales.

Debido a que el término no está regulado, a menudo, ‘’vegano’’ se usa para señalar simplemente que un producto no contiene ingredientes animales. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que un producto puede ser vegano pero no libre de crueldad y que los productos que se testan en animales pueden etiquetarse perfectamente como «veganos». Aquí me gustaría remarcar de nuevo que esta distinción es muy importante para el consumidor porque un producto vegano no implica que sea necesariamente libre de crueldad animal y viceversa.

4. ¿Hay marcas que se están aprovechando de la etiqueta «vegana» cuando en realidad nunca utilizaron un ingrediente procedente del mundo animal?

Es cierto que podría interpretarse de ese modo porque el consumidor se está interesando cada vez más en este tipo de productos y, por ende, las marcas se aprovechen de este reclamo publicitario para tratar de vender más y destacar en el mercado de la cosmética.

Pero también es una manera de facilitar al consumidor que busca esos productos una información de manera más directa y accesible. Otro tema diferente es si un producto o marca se anuncia de una determinada manera mientras que en otros países sus prácticas contravienen esa filosofía o imagen, como os cuento en la siguiente respuesta.

5. También muchas marcas se sirven de la leyenda «cruelty-free» cuando en España desde los años 80 está prohibido experimentar con animales. ¿Qué opinan de esto?

Es una pregunta interesante porque incluso si en España y Europa la experimentación con animales en el ámbito cosmético está prohibida desde hace tiempo,

que una marca produzca y venda en España o Europa, no quiere decir que automáticamente esa marca sea ‘’cruelty-free’’.

Una compañía puede comercializar sus productos cosméticos en la Unión Europea sin que estos hayan pasado por prácticas que impliquen crueldad animal, pero si esa marca comercializa los mismos u otros productos en países donde la experimentación es obligatoria, la marca no debería ser considerada como ‘’cruelty-free’’. Es lo que suele ocurrir con compañías que venden en el mercado chino, cuyo crecimiento en los últimos años ha traído la atención 

de marcas que se promocionaban como ‘’cruelty-free’’ en EEUU y Europa pero que al comercializar sus productos en China, incluso si siguen publicitándose como ‘’cruelty-free’’ en EEUU y Europa, no pueden considerarse como tales, pues la legislación china obliga a que los productos cosméticos extranjeros sean testados en animales previa comercialización en el país, previendo también testeos post-comercialización para determinados casos.

 

6. ¿En qué se debe fijar el consumidor a la hora de leer una etiqueta?

Es recomendable que el consumidor sepa qué está comprando y si lo que va a comprar va a cubrir la necesidad que tiene en esa ocasión.

En el caso de aquellos consumidores que están interesados en comprar cosmética vegana, puede resultarles útil saber leer, identificar e interpretar el INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos), ya que les servirá para detectar cuáles de los ingredientes que aparecen en el listado son de origen animal.

7. ¿Son tan malos como dicen los parabenos, los sulfatos y las siliconas?

Desde hace algún tiempo estamos viviendo una ola ‘’quimiofóbica’’ bastante severa sobre si los sulfatos, las siliconas o los parabenos provocan daños y, en consecuencia, debemos huir de ellos. Ninguno de los mencionados son tóxicos ni peligrosos.

Hay que recordar que en la Unión Europea todos los productos cosméticos pasan rigurosos controles para asegurar que no contienen nada perjudicial para la salud.

Simplemente hay que informarse bien y saber que cada uno de dichos ingredientes están en ciertas composiciones porque están recomendados para cubrir las necesidades concretas que puede tener un cabello, la piel o un cuerpo específico.

8. ¿Qué diferencia hay por ejemplo, entre «eco» y «eco-friendly»? ¿qué significan exactamente ambas leyendas? ¿dónde está el límite?

En Español no tenemos una palabra corta que defina ‘’Eco-friendly’’ y por ello utilizamos la palabra ‘’eco’’ o ‘’ecológico’’ y utilizamos ambos términos para referirnos a un mismo significado, pese a que idealmente un producto ecológico o eco ya debería ser “eco-friendly” de por sí.

Sin embargo, ecológico está más orientado a la naturaleza del producto, ya sea en su desarrollo, composición o producción, y ‘’eco-friendly’’ hace referencia a la sostenibilidad que existe en la relación entre el producto y el medio ambiente, los animales, lo social y lo económico.

Un producto ‘’eco-friendly’’ es aquel que ha sido diseñado y fabricado para no dañar el medio ambiente y que ofrece una alternativa para mejorarlo, como por ejemplo, que no contenga microplásticos o que el envase sea de vidrio, que sea reutilizable o compostable. Está más relacionado con las acciones que toman las empresas para no contaminar ni deteriorar el medio ambiente y cuidar del mismo.

💄 Si disfrutas de mi contenido, por favor considera apoyar lo que hago presionando en el siguiente botón de KO-FI. ¡Muchas gracias por tu aportación! ☺️

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.